Tiranervios - Página 1

El tiranervio es un instrumento de endodoncia de tipo manual. Suele ser metálico, flexible, delgado y sobre todo cónico y terminado en punta. Dispone de una serie de proyecciones curvas giradas hacia la parte posterior en forma oblicua. En la creación del diseño de estos tiranervios se crean una serie de púas en toda la zona con la que se trabaja con este tipo de instrumental que son especialmente características. Debido a que el tiranervio suele fracturarse a menudo, su uso está especialmente indicado en conductos que no sean curvos y en los que se disponga de bastante amplitud. Teniendo esto muy en cuenta, los trabajos con tiranervios se suelen realizar únicamente en los conductos de piezas dentales centrales superiores, en caninos superiores y caninos premolares inferiores con un solo conducto, en la raíz palatina del molar superior y la distal del molar inferior con un único conducto. El uso que se suele hacer del tiranervio suele ser, generalmente, el de poder realizar la retirada de los tejidos pulpares que se encuentren intactos. En estos casos, los tiranervios dentales deben de ser introducidos en los conductos radiculares de modo cuidadoso, hasta que se logra conseguir alcanzar sutilmente la pared de dichos conductos. La rotación que se realiza seguidamente suele ser completa (de 360º del tiranervios dental) y se debe realizar en un solo sentido, con el fin de lograr adherir a las púas, que sobresalen del tiranervio, el mencionado tejido pulpar, para poder retirarlo de los conductos. En Prodentalia puedes encontrar diversos modelos de tiranervios dental para tu clínica, con diferentes longitudes de marcas como Maillefer, VDW o Kerr.

   

Mostrando 1 de 12 en total

  1. 1
  2. 2
  3. 3

   

Mostrando 1 de 12 en total

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand
  • brand